Adquisición del lenguaje

Se sabe que si bien adquirir una lengua no es tarea sencilla, tampoco es imposible, porque además de que influya lo tenemos a nuestro alrededor, nosotros podemos trabajar para aprender dedicando suficiente tiempo al estudio, a la práctica de la lengua, trabajando en clase, realizando ejercicios,y mil cosas más según se quiera. Aunque claro, la labor comienza desde casa cuando adquirimos nuestra lengua materna.

Para que podamos adquirir una lengua, que nos ayudará a comunicarnos el resto de nuestra vida, es importante que desde que somos pequeños tengamos actividades variadas para poder desarrollar nuestras diferentes habilidades y, como es en esta etapa que nos vamos moldeando poco a poco, es ideal que aquí se comience no solo a aprender una o más lenguas, pero siempre cuidando que la exposición a cada una de ellas se lleve de la manera más equitativa posible, pues además esto facilitaría el aprendizaje de dichas lenguas.

Es esencial que conforme crecemos, nos conozcamos a nocostros mismos y sépamos qué tipo de actividades, tanto dentro como fuera del aula, nos sirven para apropiarnos mejor de los conocimientos. Posteriormente, al enfrentaros a situaciones más complejas y reales, que requieran que hagamos uso de otra lengua, es importante siempre tener una actitud positiva, mente abierta, respetar las diferencias que existan y ser tolerantes con las personas y sus culturas, puesto que se ha visto que al aprender otra lengua también se debe uno involucrar o adquirir la cultura de dichos países que la hablan, pues esto nos permite relacionarnos de mejor forma con las personas, a entender mejor lo que sucede y que eventualmente al conocer similitudes y diferencias enriquezca y facilite de cierta forma nuestro aprendizaje y la transmisión a otros de esos conocimientos también.

Es primordial conocer todo lo anterior para ayudaros en nuestro que hacer como estudiantes, pero al mismo tiempo, en el caso de quienes se dediquen a la enseñanza de lenguas debe ayudarles a llegar a ser mejores profesores, ya que tienen la responsabilidad de formar personas más tolerantes y abiertas a aprender, conocer.